Cata vinos ecológicos, 21 de junio

El pasado miércoles tuvimos la satisfacción de disfrutar en la Cofradía de una cata de vinos ecológicos que han obtenido distinciones en el último concurso internacional de “Ecovino”, dirigida por el responsable de los viñedos y bodegas de la CCAA de La Rioja, Juan Bautista Chávarri, partícipe directo de que estos vinos estén en marcha en esta Denominación de Origen.

Juan Bautista destacó la rigurosidad de las normas europeas que regulan la producción de estos vinos de producción ecológica, donde en su elaboración deben excluirse las prácticas y procesos enológicos que puedan inducir a error sobre la verdadera naturaleza de la producción ecológica. La filosofía es no utilizar productos de síntesis y el respeto al medio ambiente. Siendo esto lo más importante a tener en cuenta ya que en cata no hay una diferenciación sustancial.
Todos los vinos catados habían obtenido distinción de oro o plata tanto este año como los anteriores en el Concurso Internacional “Ecovino” y destacando el Castillo de Mendoza 2015 tinto que en los últimos años obtuvo el “Gran oro”.

Iniciamos la cata con 3 vino blancos:
– Ecos de Varal blanco 2016, un buen vino de la variedad viura, destacando su volumen y equilibrio sobre una contenida carga aromática.
– Sherezade Las cepas blanco 2016, de la variedad viura con tonos de madera nueva perfectamente conjuntada con los aromas a fruta madura.
– Usoa de Bagordi blanco 2016 fermentado en barrica, vino distinto a los anteriores de las variedades garnacha blanca y sauvignon blanc, variedades muy aromáticas que en este caso quedan equilibradas con los tonos de barrica nueva y fruta madura. Vino complejo muy bien conjuntado.

Seguimos la cata con cuatro vinos tintos:
– Viña Ijalba graciano 2015, un buen vino característico de esta variedad con tonos a ciruela y pimiento, taninos maduros integrados con los suaves tostados de la madera.
– Vinícola Real Los valles tinto 2013 de las variedades tempranillo y mazuelo, destaca la fruta roja del mazuelo conjuntada con los tonos de madera.
– Navarsotillo garnacha tinto 2012, aparecen la fruta roja varietal, taninos maduros que no agreden y ligeros tostados. Vino muy bien equilibrado.
– Castillo de Mendoza tinto 2015, el vino hace honor al “Gran Oro” obtenido en el concurso. Pura concentración de fruta roja, complejo, redondo y gran persistencia.

Excelente final a una cata muy interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *