Cata de Covila, 26 julio 2017

Este pasado día 26 de julio se ha celebrado en nuestra Cofradía, la cata de vinos de la Cooperativa de Vinos de Lapuebla de la Barca, a cargo de la enóloga Gloria Molinet y de su directora comercial Begoña Royo.

Luis García Alonso, Escribano de la Cofradía del Vino de Rioja, nos hace el siguiente comentario sobre los vinos de COVILA

Comenzamos la cata con un vino blanco “Adivino” fruto de la malvasía del 2016 con un color amarillo-verdoso pajizo, muy brillante que en nariz, en primer ataque, tiene notas florales. Es de advertir que en principio nadie observó las notas de madera, siendo estas muy leves. En cuanto a los aromas secundarios hubo notas muy diversas apreciadas por los cofrades.

En boca lo primero que se apreció fue su paso denso fruto de las lías finas y el roble francés. Aquí si que la gran mayoría dieron cuenta de este matiz de madera de roble francés, muy ligero pero de gran trabajo.

Posteriormente se sirvió el Covila Crianza 2014 de 13,5 grados, monovarietal tempranillo envejecido en barrica de roble durante 12 meses arrojando un caldo rojo picota con buena capa, apreciándose en un principio la vainilla y en secundarios aparecen los frutos rojos. Sorprende a varios catadores, los cuales indican que no siendo excesivamente oloroso, en boca es bastante largo y equilibrado. Otros  catadores también lo caracterizaron como redondo.

Acto seguido se sirvió Covila Reserva de 2013 tempranillo 100%, criado en roble americano con duelas de francés y reposo en nicho durante 18 meses. De rojo cereza picota con buena capa en un primer ataque resalta la fruta negra y una vez agitado da lugar a su mineralidad. Se destacó por ser un vino dado a la conversación, no tanto para una comida sino un vino para disfrutar en charla sin apenas viandas, no destacando la madera y de trago largo.

Siguiendo la estela del tempranillo monovarietal dio lugar al Covila Gran Reserva 2010, de 14,00 Alc. %  con fermentación maloláctica en barrica de roble americano y dos meses de crianza sobre lías pasando a barrica nueva 30 meses y reposando en botella afinando, más de tres años.

De rojo rubí y brillante en un primer ataque nos da notas especiadas y vainilla, como indicaron varios catadores y alguno más fino intuyó el cacao. Ya en boca lo más resaltado por los invitados fue su volumen, llenando de boca, redondo y de un final muy largo. Destacó su intensidad y largura en boca.

Por último dando fin a la explosión de sabores intensos y variados de los anteriores caldos, la joya de la corona, como muchos calificaron al final de la cata, Aex 2014 Vendimia Seleccionada. Proveniente sus frutos de viñedos de más de 35 años, siendo sus uvas seleccionadas en una mesa y desechadas con sumo rigor, según nos indicó Izaskun  (responsable de bodega), con una prefermentación en frío durante 48 horas, como indicó su “madre” la enóloga Gloria Molinet, se fermentó en tanque pequeño de acero y la malo-láctica en roble francés y americano nuevo, durante 18 meses en la misma barrica.

La Directora comercial, Begoña Royo, indicó que es vino de “alta expresión” un vino de autor hecho como quiere su autora y madre, que le da una personalidad propia y que no todos los años realiza, sino cuándo cree que las uvas son óptimas para este final.

De un rojo cereza y ribete rojo de capa alta, en nariz se presenta muy intenso y complejo resaltando la fruta negra dentro de un espectro variado que según los presentes iba desde la nuez moscada, balsámicos, canela y moras. En boca, de entrada golosa de paso elegante y final intenso a frutas, persistente.

Aex marcó una diferencia sobre sus hermanos anteriores y es que dio lugar a una reflexión sobre los vinos de hoy en día que se “maltratan” (calificativo dado por nuestro compañero Miki ) en su elaboración para dar lugar a un vino que carece de elementos que según los grandes “tratantes” del mercado internacional, debe carecer para su venta a la restauración. Es verdad que hay muchísimos consumidores que no les gusta ver poso en la botella, o cristales de tartárico o de málico, pero muchos cofrades insistieron que, si se retiran esas propiedades naturales del vino mediante eses “maltrato” que se le da, por tener una “cara bonita” en el consumidor final de mercados internacionales, es posible que nos estemos equivocando, cediendo al chantaje de la comercialización mundial.

Aex, es un ejemplo de lo que se debe alcanzar, según indicaron varios cofrades con un gusto excelente por el trabajo bien hecho. Un gran vino con todas sus propiedades, mucha suerte con este gran vino ¡

mas info:

http://www.covila.es/

 

Un comentario:

  1. Buen resumen Luis, enhorabuena, sólo corregirte y realmente fue Conchi quien comentó lo del maltrato, de todas formas es un comentario que suscribo en su totalidad. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *